www.mylittlehat.com

Sombreros para niños

Los inicios de my little hat

He tardado un poco en lanzarme con este segundo post, no os quiero engañar, pero el motivo principal ha sido por no saber qué escribir!!! Cuando empiezas un proyecto, hay una lista interminable de cosas por hacer y no hay ningún momento libre, así que “escribir el siguiente post” ha ido perdiendo posiciones día tras día hasta que me he armado de valor y me he puesto a ello! Reconozco que el tema del blog me impone un poco!

Creo que el orden lógico es contaros un poco como fueron los inicios de este proyecto! Una vez que ya me ponga al día cronológicamente, mis posts podrán ir mas relacionados con mi día a día, pero por el momento creo que es interesante contaros algunas cosas de los inicios de este proyecto!

Quiero dejar claro que escribo este post para compartir con vosotros mi experiencia personal. Es importante que esto quede claro, ya que cada proyecto es distinto, el alma máter que hay por detrás también, el enfoque que uno le quiera dar, los medios económicos de los que uno disponga…en fin, hay una infinidad de variables que influyen en el desarrollo de un proyecto! Por eso me voy a ceñir a contaros mi experiencia, por si os puede aportar algo o simplemente interesar, siendo muy consciente de que cada uno vive una realidad muy distinta en el inicio de un negocio.

Retomando el post anterior, una vez que la idea de my little hat tomó forma en mi cabeza fue el momento de comentarlo entre mis personas de confianza para saber sus opiniones y sobre todo para tener su aprobación definitiva. Reconozco que mi gran sentido de la responsabilidad es lo que más me ha atormentado desde el inicio de esta aventura hasta hoy. El ser responsable me parece una buena cualidad, pero llevado al extremo, como considero que es mi caso, me parece una pequeña “cruz”!

Para que os hagáis una idea, el inicio de my little hat empezó hace algo más de 1 año! Tras darle muchas vueltas decidí a contárselo a mi marido, a mis padres, a mi amiga Pepa y a Carmen.

A mi marido se lo comenté por dos motivos fundamentales, en primer lugar  por el tema de la responsabilidad que os comentaba hace un rato. Cuantísimo me hubiese gustado lanzarme a esta aventura en mis inicios de la carrera profesional, empleando mis propios ahorros y sin ser madre! El otro motivo principal por el que lo consulté con mi marido es porque sabía que si le parecía buena idea es que no era una completa locura!! A modo de ejemplo, hace tiempo, cuando le comenté otra idea de negocio, nunca me desanimó pero yo no terminaba de entender bien cuál era la idea que sustentaba el proyecto, y eso me preocupaba y desmotivaba mucho! Además para mi es imprescindible tener su apoyo!

Otro de los filtros a pasar era el de mis padres. Nadie va a velar más por mis intereses que mis padres, además me aportan experiencia, confío mucho en su criterio y ambos son muy sinceros y críticos, y su opinión para mi es fundamental!

En tercer lugar, la loca de mi amiga Pepa! Sobre todo porque es mi gran referente como emprendedora de mi generación y en segundo lugar porque siempre ha comprendido realmente todas mis inquietudes y me ha animado y apoyado de manera incondicional con todas mis ideas!!!

Una vez que la idea pasó estos filtros el negocio ya era real y sólo me quedaba comentarlo con Carmen. Amiga de mi madre a la que admiro por encima de todo como persona y después como mujer de negocios. Sabía que ella me iba a animar porque es una auténtica entusiasta y kamikaze!! Es todo lo opuesto a mí en este sentido, no le da miedo nada, no le impone nada, hay solución para todo y tiene un gusto, un estilo y una mente creativa increíble! Siempre he tenido la ilusión de montar algo con ella, porque contrarresta a la perfección mis debilidades, pero por circunstancias de la vida, por el momento, no ha podido ser! Pero regularmente tengo conversaciones con ella y voy grabando a fuego todas sus ideas, consejos y experiencias!

Después de todas estas conversaciones ya no había marcha atrás y tenía que empezar ya con el nuevo proyecto!

Mi primera preocupación al tratarse, hablando de manera simplificada, de la venta de un producto era encontrar los proveedores adecuados. Esto sin duda fue lo que más me costó y tengo claro que va a ser una lucha constante.

Mi idea inicial fue intentar que todo mi negocio se quedase en España. Estuve alrededor de unos 4 meses hablando con todos los pueblitos de España en busca de proveedores y he de reconocer que al desconocer completamente ese mundo, la experiencia me frustró muchísimo y aparqué ese sueño idílico y decidí ampliar la búsqueda.

Mis padres viven en Méjico, así que esta fue mi segunda opción. Me ilusionaba la idea, ya que mis padres hablan continuamente maravillas de este país. Por ello, también me gustó la idea de aportar mi granito de arena en este país tan maravilloso. El año pasado pasamos allí el verano. Así que estuve hablando con mis padres de ello, y estuvieron mirando todo el tema de artesanía y cestería por allí. Volví a España ilusionada, con algunas gestiones hechas y esperando obtener frutos, pero finalmente todo quedó en un intento fallido.

La preocupación iba aumentando al ver que no conseguía proveedor, ya que sin producto no había negocio. Finalmente mi amiga Pepa me ayudó a encontrar un proveedor en China. No sé que habría hecho sin su ayuda en ese momento!!! La experiencia fue…”enriquecedora” diría yo. No voy a volver a trabajar con este proveedor, pero desde luego me sirvió como curso acelerado en este campo! Las primeras conversaciones con este proveedor empezaron en septiembre y conseguí recibir el producto a mediados de diciembre infartando por el camino! No os voy a aburrir detallando todos los problemas que tuve, pero fueron unos cuantos. Pero de verdad digo convencida que esta experiencia fue muy positiva porque aprendí muchísimo.

En paralelo conseguí los proveedores de cintas en España. Esto fue más fácil gracias a la ayuda de Carmen que se me mueve como pez en el agua en este sector.

Una vez que conseguí tener el material fue el momento de diseñar el producto final y aprender a confeccionarlo!!!! De nuevo tuve que pedir ayuda a Carmen. Aparecí delante de ella con todo el material de trabajo y nos pusimos manos a la obra. Menos mal que Carmen tiene paciencia infinita, ya que debe desesperar un poco tener delante una persona que no había visto una máquina de coser de cerca en su vida!!! Reconozco que me muero de la risa recordándolo, pero en el momento me sentía muy agobiada y no paraba de preguntarme porque me había metido en semejante jaleo!!

Una vez que tuve el producto listo llegó el momento de plantearse la manera de darlo a conocer! Al haber tenido tantos problemas por el camino, ya no tenía margen si quería presentar algo en invierno, debía sacarlo de una manera rápida, y al final la decisión fue empezar a través del boca a boca y de la Redes Sociales!  Y una vez que se asentase todo, empezar con el desarrollo de la página web! Y así lo hicimos!!

En otro post os contaré cómo para la Colección de primavera-verano conseguí trabajar con  proveedores españoles como yo quería!!!!

Aquí me despido en este interminable post que espero que por lo menos os haya entretenido!!! Voy a aprovechar cualquier ocasión para daros las GRACIAS por todo el cariño, apoyo y buena acogida que está teniendo my little hat! Gracias por seguirnos por la redes sociales y por favor POR FAVOR ESCRIBIDME por aquí, por instagram o por correo para cualquier cosa!!! Me hace mucha ilusión!!

Y de repente my little hat

Tanto tiempo como seguidora de distintos blogs de moda, decoración, cocina, bodas, viajes, niños…y ahora estoy yo por aquí! Quién me lo iba a decir?! Escribir un blog me cuesta bastante ya que soy una persona un poco introvertida y no me considero especialmente buena escritora! Voy a intentar escribir sobre temas que os puedan interesar, compartiendo con vosotros mis preocupaciones y mis intereses!

Creo que en este primer post debería explicar porqué surgió my little hat, ya que es una pregunta que me hacen constantemente en mi entorno. La realidad es que llevaba meses, o más bien años, con la preocupación de que profesionalmente, por unos motivos o por otros, hasta el momento no me había sido posible desarrollar ciertos aspectos.
Me considero una persona bastante reservada e introvertida, pero a la vez me gusta mucho compartir mis preocupaciones e ilusiones con las personas de mi entorno cercano. Estas inquietudes fueron en aumento con el paso del tiempo, y sobre todo las compartía con mi familia, mi marido y con mi amiga Pepa. Esta amiga, siempre me había animado e incluso “presionado” (en el mejor de los sentidos) con que debía hacer algo para intentar canalizar estas ilusiones y traducirlas en algo positivo.

En un inicio, traté de desarrollar una idea que llevaba tiempo rondando por mi cabeza, pero finalmente por unos motivos u otros, tras meses de trabajo, se tradujo en un intento fallido de proyecto. Reconozco que esto me supuso una pequeña frustración y me hizo aparcar por un tiempo este tipo de iniciativas.

Cuando nació mi hija, todo lo relacionado con los niños cobró un especial interés. Mi madre y yo vimos el cielo abierto a muchísimas posibilidades ya que a las dos nos divierte mucho “inventar” cosas (como digo yo), nos dedicamos los nueve meses de embarazo a empaparnos de todas las ideas que encontramos en las redes sociales para la decoración del cuarto, ideas relacionadas con moda infantil, peinados…En fin, como decía mi padre: “tenemos a nuestra hija otra vez jugando a las muñecas!” Entre las dos nos empapamos de todas las ideas que encontramos en las distintas redes sociales en busca de inspiración y cogiendo varias ideas empezamos a hacer ropa para la niña, peluches, muñecos, cuadros…yo más bien en la parte creativa y mi madre en ambas partes, la creativa y la ejecutora!!

Mi hija es a quién llamo en las redes sociales de manera divertida “sombrerera loca”. Este nombre se me ocurrió tras mucho pensar porque quería unirlo de alguna manera al negocio, que es de sombreros, y a la personalidad de mi hija, que es una niña muy loca, divertida y payasa. Además me gustó mucho la idea de relacionarlo con el personaje del Sombrerero Loco (Mad Hatter) de Alicia en el País de las Maravillas, que siempre me pareció una película muy caótica, divertida y sobre todo creativa!!

Cuando se acercaba la época de buen tiempo vi la necesidad de proteger a mi hija del sol, porque cómo sabréis los que nos conocéis, y sino podéis ver sus fotos en las redes sociales de my little hat, mi hija ha salido a su padre y es de aspecto más bien nórdico como digo yo! Por eso, mi madre y yo nos pusimos una vez más a darle vueltas a la cabeza para ver qué podíamos encontrar diferente para protegerla del sol. Entonces fue cuando pensamos en buscar sombreros de paja en vez de comprar un gorrito de tela y nos divirtió mucho la idea de ponerle un sombrero estilo retro!

Una vez encontrado el sombrero tenía el problema de que la niña se lo quitaba, como la mayoría de los niños, y se me ocurrió la idea de ponerle una cinta con una lazada lateral, para rematar el diseño retro! Una vez que ya tenía el sombrero lo que me sorprendió es que la gente nos paraba para preguntarnos dónde habíamos comprado el sombrero, y cuando les contaba que el sombrero no lo podían encontrar así, ya que yo lo había hecho a mano, comprando la cinta y lo había personalizado. La gente se quedaba muy desilusionada, ya que como os pasará a todos, o a casi todos, la idea de comprar el sombrero, buscar la cinta en otra tienda y luego coserla ya supone demasiado tiempo y trabajo y sería una carga más a añadir a esa lista larguísima que tenemos todos de tareas pendientes!

Así que después de este sorprendentemente larguísimo post aquí tenéis la explicación de cómo surgió la idea de my little hat. En el próximo post os contaré el largo camino desde que surgió la idea hasta que se materializó!
Por último, el nombre de my little hat se me ocurrió de una manera muy sencilla, simplemente quería que sólo escuchando el nombre de la marca se supiese el producto que hacemos y también quería que reflejase que es un producto para niños. Me sonaba bien en inglés, hice un sondeo a la gente de mi confianza y como tuvo buena acogida, no me lo pensé más!

Os agradezco a todos muchísimo el tiempo que nos dedicáis por aquí y por las redes sociales! Y por último espero trasladaros las ilusiones tremendas que hemos puesto en este proyecto!!!